Llaman al turismo responsable ante los destrozos ocurridos en el Parque Nacional Canaima

Un plan de manejo directo con protocolo de actuación único y la implementación de la policía turística son algunas de las medidas que los organismos competentes en el cuidado y conservación del Parque Nacional Canaima estudian para evitar que los destrozos ocurridos en la Gran Sabana en el asueto decembrino vuelvan a repetirse.

Sin embargo, la vigilancia es sólo una de las partes del problema. Expertos y autoridades consideran que la conciencia ciudadana a la hora de visitar estas tierras milenarias es clave y determinante en la preservación de las más de 3 millones de hectáreas que integran al parque, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Con la considerable llegada de turistas a la Gran Sabana, varias debilidades afloraron entre finales de 2010 y principios de 2011. Issam Mady, presidente de la Cámara de Turismo de la Gran Sabana, indicó que la falta de infraestructura de aseo provocó que se concentrara gran cúmulo de basura en algunos puntos de la troncal 10. La deficiencia de personal de los cuerpos de seguridad así como del Instituto Nacional de Parques (Inparques) fue otro de los factores que impidió un control adecuado del área.

Varias zonas de elevada fragilidad ecológica quedaron destrozadas pues los visitantes abrieron nuevas rutas, a pesar de que esta es una de las principales restricciones para proteger la sensible capa vegetal.

Plan Conjunto

El daño se potenció con las precipitaciones registradas en la temporada en el Parque Nacional Canaima, explicó el secretario de Turismo y Ambiente de la Gobernación del estado Bolívar, Ricardo Aquino, quién indicó que todos los organismos se reunirán este miércoles (19/01/2011) para evaluar la situación y tomar acciones.

“Personas inescrupulosas no necesariamente de grupos como Fun Race, sino con vehículos 4×4, ocasionaron graves daños a la capa vegetal. El 6 de enero, un grupo de turistas entró al sector conocido como La Piscina y fueron desalojados pues la entrada está prohibida. Otro grupo entró y tuvieron que retenerse los vehículos hasta que el caso pase a la Fiscalía Ambiental”, indicó.

La Gran Sabana cuenta con 120 atractivos turísticos aproximadamente, entre saltos y tepuyes. “Imagínate tener un comando de la Guardia Nacional en cada punto, es prácticamente imposible para un área tan extensa”, indicó.

A juicio de Aquino, “la actitud de muchos turistas es agresiva, hay una violencia exacerbada hacia el ambiente, no les importa meter el vehículo en flujos de agua o poner la música a todo volumen, la gente no entiende el sitio en el que está y el turismo que deben hacer”.

Para la temporada de Carnaval está planteada la reactivación de la policía turística, que estaba habilitada anteriormente, sobre todo para resguardar tramos gravemente dañados hacia Torón, Toroncito y Kawi.

Fuente: El Universal (17/01/2011, pag. 1-4), Llaman al turismo responsable ante daños en Parque Canaima, María Ramírez Cabello.

Esta entrada fue publicada en Cuidados, Parques, Venezuela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario