Waraira Repano cumple 52 años como Parque Nacional

Hace exactamente 52 años, el 12 de diciembre de 1958, el cerro El Ávila fue declarado como Parque Nacional. Entre las consideraciones que rezaba el decreto presidencial destacaba

“la conservación de los recursos naturales renovables y la formación de centros útiles para la investigación científica, así como también de sitios apropiados para el esparcimiento saludable del pueblo y la atracción turística”.

Esas consideraciones gubernamentales accionaron un resguardo legal sobre los bosques, plantas, así como los animales y otros seres vivos, el clima, aguas, suelos y demás elementos que dan vida a este gran pulmón vegetal de Caracas. No obstante, en aquella ley el Ejecutivo Nacional quedaba facultado para excluir, de las zonas del parque, aquellas obras que por razones de utilidad pública considerara conveniente. ¿Bajo cuál criterio? Siempre quedó en un limbo.

El Parque Nacional El Ávila -hoy conocido como Waraira Repano- está considerado como un Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), la cual garantizaría la conservación plana de todos sus espacios, el peligro, según sus defensores, proviene desde el propio Ejecutivo Nacional.

Hoy en día, El Ávila o Waraira Repano está amenazado y el desenlace está previsto más temprano que tarde.

“Nos parece gravísimo que se hable de tomar las colinas del parque, pues esa expresión podría ser interpretada como un permiso para invadir; no sería la primera vez que el mensaje emanado de las instancias gubernamentales es peligrosamente equívoco”, señala Cristina Vaamonde, quien es presidenta de Una Montaña de Gente, una ONG que ha venido implementando campañas para generar conciencia en el cuido de los espacios naturales en el país.

Fuente: Últimas Noticias (12/12/2010, pag. 3), “Una montaña de gente” defiende al Ávila, Abrahan Carvajal.

Esta entrada fue publicada en Aniversario, Bosques, Parques, Resolución, Venezuela y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario